Guía Nutrición

Alimentos yin y yang

La Dietética de la Medicina China Tradicional y de la Macrobiótica tienen como fundamento la definición de los alimentos en función de sus características más YANG (efecto contractivo) o más YIN (efecto expansivo). El esquema Yin-Yang aparece ya en el I Ching hace alrededor de 5000 años, y es clave en la filosofía Taoísta más adelante.

Los antiguos filósofos chinos observaron que en el universo todos los fenómenos y objetos se caracterizan por un estado de contracción (YANG) o de expansión (YIN). Como ejemplo, algunas cualidades YIN son: la inactividad, la relajación, lo frío, la noche, lo oscuro, lo húmedo, lo blando, lo femenino, lo vegetal, lo hueco, el norte. Al contrario, son cualidades YANG: la actividad, el estrés, lo caliente, el día, lo claro, lo seco, lo duro, lo masculino, lo animal, lo compacto, el sur.
La Naturaleza está en una búsqueda permanente de un equilibrio entre energías YIN y YANG: la actividad da lugar al descanso, la noche al día, el invierno al verano, cuando tenemos frío buscamos calentarnos, si hay demasiada claridad nos ponemos gafas oscuras, si estamos muy estresados buscamos relajarnos, etc.

Yin y Yang en los alimentos

Con el criterio YIN-YANG se obtiene una clasificación de los alimentos que resulta muy eficaz utilizándola en función de una serie de reglas.

La clasificación de alimentos en Yin y Yang está realizada por grupos de alimentos, y es una perfecta guía para entender bien cómo combinar y cocinar los alimentos según la Macrobiótica y los objetivos concretos que tengamos:

Clasificación de alimentos en Yin y Yang

Esta clasificación es sólo orientativa, está realizada para climas templados y fríos. En climas más calientes o en verano, los alimentos se deben desplazar hacia el yin, y para estaciones o climas muy fríos se debe desplazar hacia el yang.

Para entender un poco los efectos YIN y YANG de los alimentos podemos ver este ejemplo: el efecto del alcohol es un efecto muy YIN (dispersante), el efecto de la proteína animal es muy YANG (se necesita diluir con mucho YIN (vino, licores, cocacola; no suele valer con agua).

El significado de la posición de los alimentos es la siguiente:

  • Cuanto más extremo –más alejado del centro- sea un alimento, las cantidades a tomar deben ser menores. La gráfica en forma de campana de Gauss orienta sobre las cantidades que son más propicias al ser humano. Se da la circunstancia que en la sociedad moderna los usos se han ido extremando más y más, se abusa de los alimentos extremos, YIN o YANG, y se toma muy poco de los alimentos equilibrados (más CENTRADOS). Además, los alimentos del centro se suelen tomar refinados, es decir vaciados y desvitalizados.
El significado de los colores es el siguiente:
  • En negro los alimentos más recomendables para uso diario, siempre en una cantidad menor cuanto más alejados estén del centro de la escala. En las culturas tradicionales más sanas siempre han sido la base de la alimentación los cereales integrales, las legumbres y las verduras locales y de la estación.
  • En naranja los alimentos o los grupos de alimentos que deben tomarse con moderación, no a diario o bien en cantidades pequeñas y de buena calidad.
  • En rojo los grupos de alimentos que más problemas generan, especialmente si se toman en exceso o de calidad deficiente. No obstante, no hay alimentos malos en términos absolutos.
  • Para todos los colores:
    • Los de la parte YANG deben tomarse más en invierno o en climas fríos.
    • Los de la parte YIN deben tomarse más en verano o en climas calientes.

Métodos de cocción Yin-Yang

La cocina es el proceso mediante el cuál se modifican las energías (cualidad yin-yang) de los alimentos, tanto en la elección de los ingredientes como de los diferentes tipos de cocción (los principales métodos de cocción están ilustrados en la gráfica). Algunos ejemplos de cómo la cocción cambia la cualidad yin o yang de un alimento:
  • El tomate es muy yin, el freir lo equilibra convirtiéndolo en sólo ligeramente yin.
  • El arroz integral hervido es muy equilibrado, sin embargo inflado (horneado) se va al extremo yang. Comer arroz inflado es por tanto más problemático que hervido, de hecho a nadie se le ocurre hacer una comida de arroz inflado, sí de arroz hervido.
  • El tofu es bastante yin, horneado se convierte en ligeramente yang.
  • La leche es un alimento yin, sin embargo el proceso de elaboración de queso curado la convierte en muy yang.
  • La leche de soja es muy yin, el proceso de elaboración del miso (salado y fermentado) lo convierte en muy yang. Es un yang muy beneficioso, pero debe tomarse una pequeña cantidad.
  • La manzana cruda es ligeramente yin, asar la equilibra haciéndola más yang, es por tanto muy adecuada cocinada en invierno (enfría menos).

En general, instintivamente elegimos la cocción con los criterios siguientes:

Combinaciones centradas

Muy YangLigeramente YangLingeramente YinMuy Yin
Cocido tradicional Pollo cocido, carne de cerdo, morcilla, chorizo (pequeñas cantidades) Sopa de fideos o arroz integral, rebanadas de pan de buena calidad, garbanzos (pequeña
cantidad)
Verduras: zanahoria, hojas de berza, cebolla, repollo,
puerro (en cantidad importante), tocino de cerdo (pequeña cantidad)
Vaso de vino (pequeña cantidad)
Cereales con verduras y tofu Cereales integrales Verduras, tofu
Cuscús Pollo cocido con verduras (pequeña cantidad) Sémola, garbanzos (si el cuscús es vegetariano) Verduras cocidas, hierbas aromáticas Especias (pequeña
cantidad)
Tofu frito o plancha Shoyu (pequeña cantidad) Frito, plancha Tofu

Combinaciones más extremas

Muy YangLigeramente YangLingeramente YinMuy Yin
Cocido moderno Pollo cocido, carne de cerdo, morcilla, chorizo (gran cantidad) Sopa de fideos (pequeña cantidad), garbanzos, pan blanco Verduras: zanahoria, hojas de berza, cebolla, repollo, puerro (pequeña cantidad), tocino de cerdo Vaso de vino o cerveza y licor (gran cantidad)
Ensaladilla Sal, huevos, atún de lata Olivas saladas verduras cocidas, mayonesa Patatas, espárragos
Huevos revueltos Huevos, frito espárragos, patatas
pimientos
Tortilla de patatas Huevos (gran cantidad), frito Cebollas, aceite patatas (gran cantidad)
Menús muy Yang embutido, patés, huevos, carne, quesos curados, pan (horneado) Espárragos, vino o cerveza, chupito, fantas, coca-colas, zumos, postres dulces
  • Los alimentos más yin se tratan con cocciones yang, y viceversa.
  • En verano se eligen alimentos y se aplican métodos de cocción más yin.
  • A la inversa, en invierno se eligen alimentos y se aplican métodos de cocción más yang.
  • Lo mismo sucede con los países, los tropicales eligen alimentos y métodos más yin y los fríos más yang.

Yin y Yang de forma instintiva

La alimentación que más beneficios reporta a la salud física y emocional es la comida de los alimentos equilibrados yin-yang, concretamente la terna cereales integrales con legumbres y verduras. Los alimentos extremos deben utilizarse para el equilibrado fino, tal como se comenta a continuación.

Ventajas y usos de la comida extrema

No todo son inconvenientes en la comida extrema. Si bien la base de la alimentación debe estar constituido de alimentos equilibrados, según la gráfica Yin-Yang expuesta anteriormente, los alimentos extremos son imprescindibles para realizar el equilibrado fino en las comidas.

En estado de enfermedad hay que ver cuál es el estado de todos los elementos de la persona involucrados, más Yin o más Yang, y configurar una solución de alimentación en consecuencia.

Cuando el origen de la enfermedad es la comida de extremos sistemáticamente durante años, lo normal es que parte o toda la solución va a venir de centrar la alimentación.

Pero hay muchos casos en que la persona está en un estado que necesita de algunos extremos para disolver los problemas. Es el caso de una persona muy congestionada o contenida emocionalmente, que necesita explotar de alguna manera. Son estados interiormente muy yang, en los cuáles se necesita mucho Yin para disolverlos. Algunos ejemplos son:
  • Jóvenes (y no tan jóvenes) que han estado muy reprimidos y que no tienen capacidad de canalizar emociones mucho tiempo contenidas. Es normal que estas personas beban hasta la extenuación, en un afán de disolver y dinamitar esta situación de bloqueo interna.
  • Niños (o también mayores) que sufren de carencia de afecto pueden derivar en la necesidad de comer mucho dulce.
  • Personas que viven ancladas en el pasado, les viene bien tomar bastante alimentación Yin de buena calidad.
En estos casos, tomar alcohol, o café, o dulces puede ser parte de la solución, transitoriamente. Pero para ser efectivos, deberían darse otras circunstancias adicionales, como acompañar de alguna terapia alternativa que ayude a resolver el problema. Pueden ser terapias psicológicas clásicas, pero en la línea de lo que aquí se expone creo que pueden ser mucho más eficaces terapias alternativas más directas.

De igual forma, se dan también situaciones de personas en estados muy Yin, en los cuáles se necesitan alimentos Yang de buena calidad para bajar poco a poco a la tierra a la persona. Algunos ejemplos son:
  • Personas que han tomado mucho alcohol o drogas.
  • Personas muy dispersas.
  • Personas que se han evadido hacia el futuro, les viene bien tomar bastante alimentación Yang de buena calidad.
Para estas personas el arroz integral, entre otros, es un alimento Yang (en términos relativos) muy adecuado.
Hay otras situaciones en que tomar alimentos extremos puede ser muy interesante, por ejemplo:
  • En las fiestas y en los acontecimientos sociales en general. En estas situaciones, tomar algo más de comida animal (Yang) y también del extremo contrario Yin (vino, licores, espumosos, dulces, etc.) puede ayudar a divertirse y a socializarse, aunque los toques de comida más equilibrada puede realzar y mejorar mucho la combinación final.
  • En algunas enfermedades se propone tomar remedios en pequeñas cantidades de sustancias que son o muy Yin o muy Yang, al modo de medicamentos.
En resumen, todas las posibilidades pueden ser buenas, el caso es tener una base que nos mantenga en buena forma física, mental y emocional, y a partir de esto realizar excepciones cuando la situación lo aconseje. No es lo mismo beber un día que beber todos los días, o comer una comida muy proteínica en una fiesta que hacerlo todos los días. Y lo mismo con el dulce.